Anímate a practicar el Hip-Hop y el Fanky-Jazz. Objetivos:

•    Adquirir las capacidades motrices básicas de los distintos tipos de baile a través del cuerpo y sus diferentes posibilidades de movimiento.

•    Desarrollar la expresión corporal, a través de la interacción del cuerpo, los objetos, la música y el espacio.

•    Desarrollo de diferentes pasos y movimientos característicos de los distintos tipos de baile.

•    Desarrollo de la percepción del ritmo y de la sensibilidad musical.

El hip hop es un movimiento artístico que surgió en Estados Unidos a finales de los años 1960 en las comunidades afroamericanas y latinoamericanas de barrios populares neoyorquinos como Bronx, Queens y Brooklyn, donde desde el principio se destacaron manifestaciones características de los orígenes del hip hop, por ejemplo, la música, el baile y la pintura.

El Funky es un estilo de música electrónica que surgió en Inglaterra en la segunda mitad de la década de 2000. Con fuertes influencias del house, también cuenta con elementos de otros estilos como broken beat, soca y afrobeat. El funky mezcla patrones rítmicos y las líneas de bajo del UK Garage y le añade percusiones latinas y vocales de R&B. Suele considerarse que el género se divide en dos subgéneros: Bassline y African Tribal.

Es característico del estilo la percusión tocada con bongos, tambores y baterías latinas, lo que le da al sonido un toque oscuro exótico. No suele contar, en cambio, con las típicas cajas desencajadas habituales en el 2 step.

Una nueva corriente hacia la que ha tendido el estilo es el Funkstep, que fusiona el Funky con el dubstep.

Funk nació como una evolución de algunos elementos del soul y el jazz anteriores, el funk se consolidó como un estilo propio y marcó el camino de la música bailable de ahí en adelante.