Todas las estaciones tienen sus danzas. La primavera impulsa un cansancio repentino. En verano, los miembros giran. En otoño los movimientos acaban muriendo con tristeza. Pero ¿cuál es la expresión adecuada para la rigidez del invierno? La respuesta se encuentra en “Snow motion”.